Un buen consejo, tres días antes de la beatificación de D. Álvaro

José María, estás viejo, ya no sirves ni para poner una cerradura…

Nuestra Señora de La Merced

Nuestra Señora de La Merced

24 de septiembre de 1965, Fiesta de Nuestra Señora de La Merced, 5 de la tarde. D. José María Hernández Garnica dirige la meditación en el oratorio de la residencia para universitarias de Lovaina (Bélgica), acabado pocas horas antes:

«Esta mañana había roto ya dos cerraduras al intentar ponerlas en la puerta del Sagrario; empecé a enfadarme conmigo mismo; pensaba, José María estás viejo, ya no sirves ni para poner una cerradura. En ese momento, cuando te sientas nada, es cuando hay que pararse, rezar, apoyarse en la filiación divina, en el cariño a la Virgen, y a recomenzar; otra vez a hacer lo que hay que hacer. Os aseguro que es cuando mejor sale».

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Un buen consejo, tres días antes de la beatificación de D. Álvaro

  1. Pingback: Clausura del Centenario del beato Álvaro | José María Hernández Garnica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s