Aniversario de la vocación de Chiqui. El cariño de san Josemaría

Una carta de San Josemaría (27-VII-37) en el aniversario de la vocación de Chiqui (28-VII-35).

Chiqui, julio de 1937

Chiqui, julio de 1937

El 28 de julio de 1935 José María Hernández Garnica acoge generosamente la llamada de Dios a santificarse en el trabajo profesional y en las circunstancias de la vida ordinaria, y a difundir la llamada universal a la santidad entre todo tipo de personas. Ese día pide a san Josemaría ser del Opus Dei.

Un año después, en julio de 1936 estalla la guerra civil española y estos proyectos quedan truncados. El 10 de noviembre José María es apresado y condenado a muerte, de la que se libra milagrosamente. Finalmente es liberado el 30 de junio de 1937, con una salud mermada, y marcha unos días a Alcalalí, un pueblo de Alicante, donde está Rafael Calvo Serer, otro de los primeros del Opus Dei, dispersos por la guerra, también enfermo y convaleciente, para reponerse.

San Josemaría, 11 de marzo de 1937

San Josemaría, 11 de marzo de 1937

San Josemaría, que tras diferentes vicisitudes, se encuentra confinado en la Legación de Honduras tiene el alma en vilo y sigue desde allí los avatares de sus hijos con cartas casi diarias en las que mostraba sin esconderlo el gran cariño que sentía por sus hijos. Tanto que Isidoro Zorzano, al notificar a Pedro Casciaro, que está en Valencia, la inmensa alegría de todos al enterarse que Chiqui ya ha salido de la cárcel, añade de su propia cosecha: «No te puedes dar idea de la preocupación del abuelo [san Josemaría]; ha estado intranquilísimo, verdaderamente su afecto por los nietos [los miembros de la Obra] raya en delirio, constituye su mayor obsesión y qué responsabilidad para los peques si no se corresponde en la misma forma» (Carta del 4-VII-1937).

San Josemaría escribe a Chiqui y a Rafael el 27 de julio de 1937 desde la Legación de Honduras. Para burlar la censura del momento utiliza una terminología de doble sentido.

Del abuelo [San Josemaría] a Chiqui, 27-VII-937

Mi muy querido peque: Por el alegrón que me dieron tus líneas, puedes deducir cuánto sentiría que me escribiera Paco y no lo hicieras tú, al darte de alta en el sanatorio [la cárcel]. ¡Cosas de viejo!

Mucho he pensado en ti. Te he hecho más compañía de lo que tú piensas. A Don Ángel [el ángel custodio] le importuné de continuo, para que tuviera con mi nieto los cuidados que yo habría tenido. Y más. Supongo que me habrá atendido, y me seguirá atendiendo. ¡Es muy buen amigo mío!

Posiblemente, pronto (va de veras) irá mi hermano Josemaría, con su hijo Jeannot [Juan Jiménez Vargas], a nuestro país [la evasión a la otra zona]. Ya haré que te escriba Ignacio, comunicándotelo.

¿Qué tal lo pasaste con Rafa? Es un criote que, por lo que quiere a sus hermanos —siendo tan chico— me ha ganado el corazón.

Y la otra carta a Rafael Calvo Serer:

Rafael Calvo Serer

Rafael Calvo Serer

Del abuelo a Rafa. Salud. 27-VII-937

¡Peque! Ahí van unas letras, para ti sólo.

Tus líneas, aunque se ría Alvarote [Álvaro del Portillo], me las he leído no sé cuántas veces. Ahora puede suceder que te toque a ti el turno de oír las risas milicianescas de estos criotes, que viven con su abuelo [San Josemaría y los que están recluidos en la Legación]. ¡Más mala gente! Bueno: ya sabes que esto no es verdad: son muy rebuenos mis peques.

El cariño que tienes a tus hermanos —¡ese Chiqui!— me ha llegado al alma. D. Manuel [así se refiere al Señor] y yo te agradecemos, de veras, todo tu natural buen comportamiento. ¡Menudo abrazo te voy a dar, Rafaelín, cuando te pesque!

Ánimo. Que te pongas bueno, aunque tengas úlcera, hasta derrochar salud. Que, si te es posible, veas al Hijo de Dª María diariamente [comulgar, Jesús, La Virgen]: es un gran Amigo, ¿no?

Que te acuerdes mucho de la familia (el abuelo no se atreve a decirte que te acuerdes de él), y que adquieras, cada vez más, las características de nuestra sangre [vivir fielmente su vocación].

Todos te abrazan fuertemente, conmigo

Mariano [así firmaba San Josemaría para eludir la censura].

A finales de agosto, en Madrid, san Josemaría podrá dar un abrazo de Padre a estos dos hijos, D. José María Hernández Garnica y Rafael Calvo Serer. Pero todavía deberán pasar muchos meses, abril de 1939, una vez acabado el conflicto bélico, `para poder recomenzar la expansión de la Obra, fortalecidos por este tiempo de crecimiento interior.

cfr. A. Vázquez de Prada, El Fundador del Opus Dei, ed. Rialp, Madrid, 2002, Vol. II

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Chiqui, colaborador informático

ordinadorAyer de madrugada hubo un prolongado corte en el suministro eléctrico que provocó el fallo de los servidores de mi empresa. Gracias a Dios ninguno se dañó y conseguimos reiniciarlos todos sin mayor dificultad, pero al probar las diferentes aplicaciones vimos que no arrancaba una de las máquinas virtuales que utilizamos, que nos es vital en el trabajo. Hicimos todo tipo de pruebas e intentos sin éxito; como era sábado, un tanto contrariados, decidimos dejarlo para seguir intentándolo el lunes.

Esta mañana he caído en la cuenta de que habíamos puesto medios humanos, pero no habíamos pedido ayuda al cielo. Entonces he pensado: “Chiqui nos lo arregla”. De hecho, ya en otras ocasiones había acudido a él con éxito en este tipo de problemas, que no dejan de ser frecuentes.

Efectivamente: me he puesto delante del ordenador con una estampa de Chiqui delante, he rezado la oración pidiendo su ayuda y he reiniciado el ordenador y la máquina virtual. Inexplicablemente, todo ha arrancado a la primera con absoluta normalidad. Ni un solo error.

He mirado a Chiqui y le he dado las gracias, pues estoy convencido de que, otra vez, me ha escuchado y me ha sacado del atolladero informático.

Ahora mismo lo escribo para dejar constancia de este nuevo favor, confiando en que anime a otros a contar más con este colaborador eficaz.

Escrito en Barcelona, a 3 de julio de 2016
J.P.M., Ingeniero de Telecomunicaciones

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Favores de Chiqui: Entre ingenieros de minas

D. José María Hernández Garnica sigue activo, concediendo favores a quienes acuden a su intercesión, a distancia, o viniendo a la iglesia de Santa María de Montalegre, para rezar ante su sepultura, en la capilla del Santísimo.

Si estás agradecido por un favor, no dejes de comunicárnoslo: jmhg@montalegre.org

Este favor, recibido por mail, es un botón de muestra…

Sepultura de D. José María en la capilla del Santísimo de la iglesia de Santa Maria de Montalegre

Sepultura de D. José María en la capilla del Santísimo de la iglesia de Santa Maria de Montalegre

Para: jmhg@montalegre.org

Asunto: Favores D. José María Hernandez Garnica

Me pongo en contacto con ustedes para contar los dos favores recibidos mediante la intercesión de D. José María Hernández Garnica.

Tras haber conocido la historia de D. José María Hernández Garnica de la mano de un sacerdote de la Obra, comencé a tener gran interés por conocer su historia, especialmente por tratarse de un Ingeniero de Minas, al igual que yo.

Durante el ultimo semestre de carrera, y a falta de tres asignaturas, siendo para mi las más difíciles de toda ella, comencé a rezar la estampa para pedir la intercesión de D. José María Hernández Garnica en mis estudios y de esa manera poder terminarlos ese semestre, evitando de esa manera entrar en un séptimo año de carrera.

Trabajando duro, confiando en la providencia divina y en la intercesión de mi camarada de profesión, fui realizando los exámenes hasta llegar al pasado diciembre con las tres asignaturas. De esta manera pude pasar a realizar mi proyecto fin de carrera y graduarme como Ingeniero de Minas.

Como agradecimiento a Don Chiqui, viaje en compañía de mi novia desde Madrid hasta la Iglesia de Santa María de Montalegre y darle las gracias, y aprovechar para volver a pedirle un favor, conseguir un trabajo que me permitirá salir adelante.

De esta manera, pocas semanas después concluí con éxito un proceso de selección en una gran empresa que me permitiría empezar a trabajar como becario.

De esta manera, Don Chiqui intercedió por mi, pero a lo largo de todo ese tiempo, de una manera fortuita, comencé a tomarme en serio mi vida cristiana, hasta el punto de solicitar la admisión al Opus Dei.

Espero con este pequeño testimonio, dar fe del gran intercesor que es D. José María Hernández Garnica y a ayudar a seguir sumando para su causa, aceptando con ello la publicación del mismo.

Atentamente,

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Una ilusión de Chiqui: ser báculo de san Josemaría

20 DE AGOSTO DE 1960

San Josemaría, el beato Álvaro y D. José María, el 20 de agosto de 1960

En 1969, tras un parentesis de tres años en Inglaterra, D. José María Hernández Garnica regresó a Alemania, donde había llegado por primera vez en 1961 para impulsar el trabajo apostólico del Opus Dei. San Josemaría lo nombraba ahora Sacerdote Secretario de esa región, para dedicarse preferentemente a la labor apostólica desarrollada por mujeres del Opus Dei.

Serán los años finales de su vida, pues fallecerá tres años después. Aunque todavía no se ha manifestado la grave enfermedad que será la definitiva (un cáncer agresivo en la garganta), su salud está muy mermada. Desde muy joven ha sufrido achaques de todo tipo y ha pasado por diversas intervenciones, pero eso nunca ha sido obstáculo para su servicio desinteresado a las almas. Y tampoco le ha llevado a perder su característico sentido del humor.

Así se refleja en una carta a San Josemaría, del 23 de mayo de 1969, escrita desde Colonia. Se siente muy feliz, y con un único deseo: ser buen báculo de san Josemaría.

“A principios de este mes recibí la comunicación de que me encargara con Jesús de ayudar a mis hermanas. Procuraré hacerlo de acuerdo con su mente y pido a Dios que se noten los frutos del trabajo de ellas, y sean una ocasión de alegría y consuelo para Vd. De salud estoy bien; fui a revisión, como me recomendaron en Pamplona, después de los cuatro meses. Me vio el médico que me examinó hace años y dice que, en conjunto, todo va bien, incluso mejor que cuando me vio en el 63. Tal vez me ha sentado bien el dejar de fumar y el ir adelgazando; he perdido unos 4 ó 5 kilos de peso. La boca se fastidió del todo y ahora tengo todos los dientes de arriba 100% naturales del país, con eso cada día estoy más alemán. Espero con mucha ilusión la fecha de mis bodas de plata y le pido al Señor que me haga fiel y buen instrumento para ser en mi trabajo báculo del Padre. ¡Cuantas gracias tengo que darle, Padre! Porque como dicen en Madrid, me ha hecho Vd. un hombre, un hombre con vida feliz y con deseos de ser útil”.

cfr. José Carlos Martín de la Hoz: Roturando los caminos. Ed. Palabra, Madrid 2012.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Misa en honor del Beato Álvaro en Montalegre

DSC_7943 ComposiciónDSC_7940Este jueves 12 de mayo se celebró en la iglesia de Santa María de Montalegre (Barcelona) una eucaristía en honor del beato Álvaro del Portillo, presidida por el Dr. Xavier Brossa, Vicario Secretario de la prelatura del Opus Dei en Cataluña, y concelebrada por otros dos sacerdotes: el Dr. Xavier Argelich, rector de Montalegre, y el Dr. Ignasi Durany. La nave de la iglesia estaba repleta de fieles.

DSC_7939Al iniciar la celebración, se hizo mención a la coincidencia de la fiesta con el aniversario de la primera comunión del beato Álvaro, y también del Dr. José María Hernández Garnica, compañeros de escuela, amigos y dos de los tres primeros sacerdotes ordenados del Opus Dei.

En la homilía, el Dr. Brossa destacó dos aspectos de la figura del beato Álvaro. En primer lugar, su fidelidad en servicio de la iglesia, glosando su intenso trabajo en el Concilio Vaticano II. Y también la humildad, ese saber hacer y desaparecer, sin querer lucir ni llamar la atención: que sólo se luzca el Señor.

DSC_7951Todos teníamos presente la ceremonia de beatificación, que tuvo lugar en Valdevebas (Madrid), el 27 de septiembre de 2014.

Al finalizar la santa misa, muchos de los presentes aprovecharon para felicitar por el aniversario al Dr. José María Hernández Garnica, rezando ante sus restos en la capilla del Santísimo y besando la lápida de la sepultura.DSC_7955

DSC_7952

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

12 de mayo, memoria del beato Álvaro y más aniversarios

210512-1

Álvaro el día de su primera Comunión

 

ANVERSO DEL RECORDATORIO DE SU PRIMERA COMUNION. 12 DE MAYO DE 1921

Recordatorio de la primera comunión de Chiqui. Anverso

Hoy se celebra por segundo año la memoria del beato Álvaro del Portillo. Se cumple, además, el 95 aniversario de su primera comunión y de la de D. José María Hernández Garnica, en la parroquia de la Concepción, de Madrid, junto con otros compañeros del Colegio del Pilar.

En este artículo del blog se cuenta con detalle, y también en el siguiente de la página web del Opus Dei.

Buen día para acudir a la intercesión de ambos, pidiendo por la canonización del beato Álvaro y para que se llegue pronto a la declaración de las virtudes heroicas de Chiqui.

 

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Montse Grases, venerable. Una historia ligada a Montalegre

Venerable

Montse madreEl Santo Padre Francisco ha autorizado que la Congregación de las Causas de los Santos promulgue el decreto sobre la heroicidad de las virtudes de Montse Grases, una joven del Opus Dei fallecida en 1959 con 17 años de edad.

Es un gran motivo de alegría este nuevo paso en su proceso de canonización. Al declarar las virtudes heroicas, la Iglesia indica que puede ser propuesta a la devoción e imitación de los fieles; y también nos anima a acudir a su intercesión en petición de favores del cielo. Supone un bien para toda la Iglesia, y para el Opus Dei: el ejemplo de una chica joven que se santifica en lo ordinario, y también en la enfermedad, atraerá a muchas personas -especialmente entre los jóvenes- a tomarse en serio la fe.

A partir de ahora ya no se celebrarán misas de difuntos en sufragio por su alma, sino de acción de gracias. Falta todavía el reconocimiento de un milagro para que la Iglesia confirme su santidad, y pueda dársele, a partir de entonces, culto público.

Biografia

Montse padreMontse nació en Barcelona, el 10 de julio de 1941 y era la segunda de nueve hijos. Tenía un temperamento vivaz y espontáneo. En el hogar familiar arraigaron su alegría característica, su sencillez, generosidad y preocupación por los demás. Tenía muchos amigos y le gustaban los deportes, la música, bailar “sardanes” y participar en obras de teatro.

Muy devota de la Virgen de Montserrat, aprendió de sus padres a tratar a Dios con confianza y profundizó en su formación cristiana en Llar, un centro del Opus Dei. Allí descubrió su llamada a servir a la Iglesia y solicitó ser admitida en el Opus Dei, con dieciséis años, tras meditar y pedir consejo. A partir de entonces, se empeñó con mayor decisión y constancia en buscar la santidad en su vida cotidiana.

Poco antes de cumplir los diecisiete años, le diagnosticaron un cáncer (sarcoma de Ewing) en el fémur de la pierna izquierda. La enfermedad duró nueve meses y le ocasionó dolores muy intensos, que sobrellevó con serenidad y fortaleza, sin perder su alegría contagiosa. Acercó a Dios a quienes iban a visitarla y supo encontrar al Señor y a la Virgen en el dolor.

El proceso

621219 Apertura procés Montse 2

Acto de apertura del proceso diocesano, 19 de diciembre de 1962

Montse falleció en Barcelona el 26 de marzo de 1959, Jueves Santo, con fama de santidad. Por eso, poco tiempo después, se inició su proceso de canonización y el 19 de diciembre de 1962 tuvo lugar la apertura del proceso informativo en la diócesis de Barcelona, por el arzobispo Mons. Gregorio Modrego Casaus, en la capilla del palacio episcopal, que clausuró él mismo, siendo ya emérito, el 26 de marzo de 1968, por delegación del nuevo arzobispo de Barcelona, Mons. Marcelo González Martín, en la iglesia de Nuestra Señora de Montalegre. Habían pasado nueve años desde su fallecimiento.

Clausura procés Montse

Padres y hermanos de Montse, en el acto de clausura del proceso diocesano, en la iglesia de Santa María de Montalegre, 26 de marzo de 1968

Mientras el proceso seguía su curso, desde Montalegre se siguió impulsando la devoción a Montse, y su fama de santidad fue aumentando progresivamente: correspondencia de favores, relatos de fama de santidad, etc.

Pasado el tiempo, el 14 de junio de 1994, los restos mortales de Montse fueron trasladados a la cripta del Oratorio de Santa María, del Colegio Mayor Bonaigua, en Barcelona, donde ha seguido creciendo su devoción y fama de santidad, hasta el día de hoy.

Es de suponer la gran alegría que habrá en el Cielo, con San Josemaría y el beato Álvaro, y también con de D. José María Hernández Garnica, que con tanto cariño y entrega impulsó la labor apostólica del Opus Dei entre las mujeres. Sus restos ahora reposan en la iglesia de Montalegre; confiamos que pronto también llegue la deseada declaración de virtudes heroicas de Chiqui, de manera que muchas más personas tengan un nuevo modelo de santidad e intercesor en sus necesidades.

Publicado en Uncategorized | 4 comentarios