¡Misión cumplida!

«Levantó el brazo con el puño en alto y el dedo gordo hacia arriba, haciendo un gesto como si quisiera decir “misión cumplida”, y con una sonrisa se despidió de sus amigos y de las enfermeras presentes, con ojos de agradecimiento por todo lo que habían hecho por él

Y su corazón dejó de palpitar.

Así se fue al cielo, sencillamente, con una sonrisa en su rostro.»

De este modo Xavier Margenat recrea la muerte de D. José María Hernández Garnica en la biografía juvenil «La historia de Chiqui». Pau Morales le da forma en uno de los dibujos.

Este libro, de la editorial ADADP, se presentó ayer en la iglesia de Santa María de Montalegre, con ocasión de la eucaristía en sufragio por el alma de D. José María Hernández Garnica que anualmente se celebra en Montalegre por estas fechas.

Un numeroso grupo de fieles, devotos de este sacerdote, llenaba la nave del templo. Cada uno con su historia y motivos de agradecimiento: la solución de un serio problema con un hijo; un trabajo que llega después de un tiempo de paro y de especial angustia, una enfermedad que desaparece repentinamente, o una alianza de los abuelos, perdida, que aparece inexplicablemente tras invocar su intercesión. Todo el mundo pudo ofrecerle la santa misa y, al terminar el responso, pasar a besar la lápida de la sepultura para agradecerle unos favores y pedirle otros.

Mn. Xavier, rector de Montalegre, resaltó cómo la coincidencia de la misa con la fiesta litúrgica de la dedicación de las Basílicas de San Pedro y San Pablo y, en Barcelona, de la catedral, era un motivo de alegría para todos, pues nos hacía unir las oraciones por D. José María Hernández Garnica a la petición por la Iglesia, el Papa y el Cardenal de Barcelona. San Josemaría siempre quiso servir a la Iglesia como ella quería ser servida. Don Chiqui, como buen sacerdote e hijo suyo, fue un ejemplo de este hacer el Opus Dei con deseo de servir a la Iglesia. Terminó la homilía pidiendo, por intercesión de D. José María, muchas vocaciones sacerdotales en la Iglesia, y sacerdotes santos.

Los cantos de la coral del colegio Canigó dieron solemnidad a la celebración y facilitaron la participación de los fieles en la ceremonia. Al acabar se rezó un responso ante la sepultura de D. José María.

Xavier Margenat, autor del libro (haz «click»)

«La historia de Chiqui» recrea la vida de D. José María Hernández Garnica dirigida a un público juvenil, para chicas y chicos de 9 a 12 años.

A través de las 52 páginas y las 17 ilustraciones, el libro adentra al lector en la personalidad y vida de este sacerdote, unos de los tres primeros ordenados del Opus Dei. Este vídeo hace un rápido resumen.

Se edita en catalán y castellano, tanto en papel como en formato electrónico a un precio muy asequible.

La motivación de los autores de esta biografía es bien clara. Ambos tienen larga experiencia de trato con gente joven. Xavier es autor de libros infantiles y juveniles; también tiene una variada actividad artística, p.ej., como ventrílocuo. Pau, por su parte, es artista, cantautor, pintor, escultor e ilustrador de libros.

Pau Morales, autor de los dibujos (haz «click»)

Se han publicado diferentes perfiles biográficos para adultos, como Abriendo horizontes o Roturando los caminos. También ha tenido difusión el Aleluya para niños, más recientemente editada en formato de libro: Chiqui, ¡manos a la obra!. Y los ha enganchado.

Pero, dice Xavi, faltaba una biografía sencilla para los más jóvenes. Hay que admitir que don Chiqui es un sacerdote poco conocido. Muchos están convencidos de su santidad, pero piensan que tuvo una vida muy normal; «gris» podríamos decir.

La historia de Chiqui (cap1)Y la realidad ¡es muy diferente!, insisten Xavi y Pau. Precisamente porque quería ser santo, tuvo una vida apasionante y llena «de aventura», en el sentido literal. Esto tiene mucho atractivo para la gente joven, y es lo que hemos querido transmitir con este libro. Ojalá muchas chicas y chicos se ilusionen con su ejemplo y les sirva de modelo para escribir su propia historia.

Puede encontrar esta biografía en diferentes librerías y también en la iglesia de Santa María de Montalegre, o a través de la editorial ADADP.

Haciendo clic sobre la portada del libro, se puede leer el capítulo primero, y así hacerse cargo del contenido.