Una corrección cariñosa: “sois las reinas de la chapuza”, Manchester, III-1960

D. José María, 20-II-1955

D. José María Hernández Garnica, 20-II-1955

En 1959 José María Hernández Garnica, por encargo de san Josemaría, pasó a ocuparse, entre otros países, de la labor apostólica en Inglaterra. Recuerda Amelia Díaz-Guardamino Echeverría, que vivía en Inglaterra: “Pensó que D. José María, entonces Consiliario de Francia, podría ayudarnos. Al año siguiente, lo nombró Delegado de Inglaterra, Francia e Irlanda, para que se ocupara muy especialmente de nosotras y, efectivamente, en el verano de 1959, nuestro Padre, de nuevo en Londres, nos dio la noticia. Supuso una gran alegría para todas saber que D. José María llegaría a las pocas semanas”.

El testimonio de D. José María Casciaro ayuda a comprender el porqué de ese interés: “era un hombre tan entregado y humilde, tan santo, que no recusaba trabajo alguno, era útil para todo lo que se le encargaba y se daba con todo entusiasmo y dedicación, aplicando su extraordinaria inteligencia y su capacidad de sacrificio. Yo sentía el buen ejemplo de aquel que, en las ocasiones que había tenido de estar cerca, siempre había sido un hermano mayor para mí, un referente claro de cómo «hacer el Opus Dei, siendo uno mismo Opus Dei», en palabras de nuestro amadísimo Padre”.

Al ser personas jóvenes, llenas de entusiasmo pero con poca experiencia, D. José María muchas veces tenía que corregir cuando detectaba que no se vivía bien el espíritu de la Obra. Amelia Díaz-Guardamino recordaba la siguiente anécdota: “En marzo de 1960, la casa de Manchester ya estaba terminada, pero como no era el momento oportuno para recibir estudiantes -para ese curso, naturalmente, ya tenían resuelto su alojamiento-, decidimos aprovecharla para hacer ahí los Cursos de formación de Numerarias, hasta que, en verano, se pudiera tener el primer curso internacional con residentes de otros países. D. José María había hecho otros viajes a Manchester, entre otras cosas para dirigir la instalación del oratorio, que no realizó él mismo como lo había hecho en París, pero nos enseñó a Esther y a mí. Supervisaba nuestro trabajo, corrigiendo lo que fuera necesario, que debía ser bastante, porque cuando salía mal, él mismo lo arreglaba y nos decía: «Sois las reinas de la chapuza»”. Era una realidad que esa tarea de formación y orientación le proporcionaba muchas satisfacciones al ver cómo las nuevas generaciones asimilaban el espíritu del Opus Dei.

cfr. Roturando los caminos. José Carlos Martín de la Hoz. Ed. Palabra, 2011

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Una corrección cariñosa: “sois las reinas de la chapuza”, Manchester, III-1960

  1. peraltr dijo:

    Jose María Casciaro? No será don PEDRO Casciaro?

  2. peraltr dijo:

    Don José María Casciaro? Será que querían decir don PEDRO Casciaro?

    • Jordi Pérez dijo:

      En este caso se trata del testimonio de D. José Maria Casciaro, hermano de D. Pedro. Ambos tuvieron trato con Chiqui y escribieron sus recuerdos y testimonios sobre la fama de santidad de D. José Maria Hernández Garnica. D. Pedro solicitó la admisión en el Opus Dei en 1935, poco después de Chiqui. D. José Maria Casciaro es posterior, de 1940. Gracias por el comentario

  3. Pingback: LXV aniversario de la primera misa en Londes | José María Hernández Garnica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s