El proceso de beatificación de Chiqui está en nuestras manos

DSC_0527 ComposiciónEl pasado 9 de diciembre más de doscientos fieles llenaron la iglesia de Santa María de Montalegre para asistir a la misa en sufragio por D. José María Hernández Garnica, coincidiendo también con la clausura del año del Centenario de su nacimiento. Por este motivo, la ceremonia fue especialmente solemne.

DSC_0511En su homilía, el rector de Montalegre, recordó que hacía poco más de un año habíamos comenzado la celebración del año del Centenario de D. José María. Lo empezamos con ilusión y con la idea de darle un realce especial. Pero pronto, aquellos buenos propósitos quedaron parados; no anulados, pero sí en una situación de stand by. En espera, podríamos decir, porque muy poco después se anunció la fecha de la beatificación de Don Álvaro del Portillo a finales de septiembre y, lógicamente este acontecimiento tenía toda la prioridad.

DSC_0518Era evidente para todos que D. José María se nos habría enfadado si no lo hubiéramos hecho así. Y nos lo imaginamos muy contento junto con D. José Luis Muzquiz, festejando a D. Álvaro, el primero de aquellos tres que se ordenaron juntos, que llegaba a los altares.

DSC_0522Como señalaba el rector, D. Álvaro ha pagado con creces este modo de proceder, pues, con motivo de la beatificación, han sido numerosos los grupos que de los lugares más dispares del planeta han pasado por Barcelona -el atractivo de Gaudí y la Sagrada Familia es fuerte-, camino de Valdebebas. Y han aprovechado la oportunidad para rezar ante los restos de D. José María. Es el beato Álvaro quien nos los ha traído.

DSC_0523Pero ahora ya había pasado la beatificación, y ya no hay nada que se nos interponga para que nos centremos en lo nuestro, que es empujar esta causa. Lo hacemos porque tenemos la seguridad de la santidad de este siervo de Dios. Y pensamos que el reconocimiento por parte de la Iglesia puede ser muy bueno, porque significaría proponer un modelo moderno de santidad a los hombres y mujeres del mundo actual.

DSC_0529Quizá alguien pueda decir: “pero hay muchas otras causas que empujar”. Es cierto, pero nosotros aquí, en esta capilla, conservamos los restos de D. Jose María. Y parece lógico que sin olvidar a los demás, nos centremos en promover la causa de Chiqui.

DSC_0533También hemos de convencernos de que si estamos en esta misa no es por casualidad, sino porque en el designio de la Providencia esta que colaboremos en este empeño. Os quería pedir hoy que os sintierais implicados; no solamente espectadores, sino protagonistas. El espectador contempla, quizá aplaude, pero es mas bien alguien ajeno, que ve como desde fuera. El protagonista esta implicado directamente, participa activamente… Cuantos más nos impliquemos, más contribuiremos al progreso del proceso.

¿Como lo haremos?

1.-Sin duda lo primero es difundir la devoción privada. Para eso tenemos la estampa.

DSC_0537Devoción privada; por tanto, sin culto público. Es lo que corresponde mientras no haya la beatificación. Pero privada no significa oculta, ni a escondidas, ni en la sombra. La difundiremos si nosotros vamos por delante. Difícilmente animaremos a otros a encomendarse y a pedir cosas a Chiqui si nosotros no lo hacemos primero.

DSC_0541Si ayudamos a que crezca la devoción privada, habrá mas gente que rezará, y cuantos más recemos más ocasión le daremos a D. José María para que obtenga gracias o milagros, que serán necesarios para que la causa avance. Hemos de pensar que sólo “pidiéndole” podemos hacer que “se luzca” con sus favores; lo contrario es como tenerle con las manos atadas, sin dejarle actuar.

DSC_0542Y, de hecho, durante este año del Centenario, ha aumentado el número de favores que se han recibido. Además, desde Montalegre se ha impulsado la edición de las estampas para la devoción privada a D. José María en francés, inglés y alemán, para que pueda extenderse mucho más su devoción en las lenguas propias de muchos países del mundo.

DSC_05432.- Otro modo de colaboración lo encontraremos en la difusión del materia biográfico para dar a conocer su vida. Se dispone de material abundante para ayudar en esta difusión: desde las hojas informativas, al pequeño perfil biográfico que editó Montalegre, hasta la reciente biografía más completa del Postulador.

DSC_0545 ComposiciónConcluyó el rector animando a todos los presentes a actuar con iniciativa, conscientes de que el avance del proceso de beatificación de Chiqui está en nuestras manos.

DSC_0547Al acabar la Santa Misa se rezó un responso solemne ante los restos de D. José María y muchos aprovecharon para rezar ante su sepultura, besando la lápida, pasando unas estampas o dando unos toques con los nudillos como para captar más su atención.

DSC_0549 DSC_0551

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El proceso de beatificación de Chiqui está en nuestras manos

  1. Pingback: ¿Dónde se celebran misas en sufragio por Chiqui? Dínoslo, para difundirlo | José María Hernández Garnica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s