Favor en el día del Centenario: Un día espléndido

Rosa de Rialb

Rosa de Rialb

El domingo 17 de noviembre estaba previsto celebrar la “Fiesta de la rosa” en la iglesia de Pallerols, de la Baronía de Rialb, que se encuentra en les estribaciones pre pirenaicas. Desde hace doce años, un fin de semana cercano al 22 de noviembre, se conmemora ese día del año 1937 en el que San Josemaría encontró, entre los escombros de esa iglesia saqueada, una rosa de madera estofada, respuesta de la Virgen a su petición de una prueba que le confirmara en su decisión de seguir el Paso de los Pirineos hacia Andorra, después de una noche de fuerte sufrimiento interior intentando descubrir si ésta era la Voluntad de Dios.

Procesión con la Virgen de Pallerols, el 17 de noviembre

Procesión con la Virgen de Pallerols, el 17 de noviembre

Estábamos preocupados porque, conforme se acercaba el día de la fiesta, todas las previsiones meteorológicas iban empeorando sus pronósticos de lluvias y frío invernal, como de hecho se iban produciendo. Sufríamos porque si llovía no se podría hacer el recorrido de Pallerols a la “Cabana de San Rafael”, ni sacar a la Virgen por la mañana en procesión y después de la misa se complicaría la comida de los asistentes por los alrededores hasta el rosario y bendición por la tarde con la reliquia de San Josemaría.

Al caer en la cuenta de que este año la “fiesta de la rosa” coincidía con el centenario del nacimiento del Siervo de Dios José María Hernández Garnica, pensamos que qué mejor día para que Chiqui se luciera: “no puedes permitir que, en el día de tu centenario, una fiesta de la Virgen y de San Josemaría, que tanta trascendencia ha tenido en la historia del Opus Dei, quede deslucida. Que haga un buen día”.

Escultura de San Josemaría en Sant Julià de Lòria, Andorra, donde rezó en acción de gracias el 2-XII-1937

Escultura de San Josemaría en Sant Julià de Lòria, Andorra, donde rezó en acción de gracias el 2-XII-1937

Y D. José María nos ha escuchado. Aunque por todas partes llovía, en Pallerols de Rialb ha hecho un buen día. El cielo estaba más bien cubierto, pero despuntaba de vez en cuando el sol; no hacía viento y se puede decir que la temperatura era agradable. La Virgen ha podido salir en procesión, cantándole los “gozos” de larga tradición, con una estrofa más reciente recordando el encuentro de la rosa. Y todo el día se ha desarrollado de modo muy entrañable y familiar. Eso sí, cuando marchaban los últimos coches de Pallerols, la lluvia ha empezado a hacer acto de presencia, y ya no nos ha abandonado hasta la noche, y sigue cayendo mientras estamos escribiendo este favor.

Barcelona, 17 de noviembre de 2013

P. S. S. (Badalona), J. P. D. (Barcelona) y J. P. M. (Barcelona)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s