Presentación de ROTURANDO LOS CAMINOS

Roturando los caminosEl próximo jueves 30 de mayo a las 19h. tendrá lugar, en el salón de actos de la iglesia de Santa María de Montalegre, la presentación del perfil biográfico de D. José María Hernández Garnica ROTURANDO LOS CAMINOS, escrito por D. José Carlos Martín de la Hoz y publicado en la colección Testimonios, de Ediciones Palabra.

La presentación correrá a cargo del propio autor, biógrafo y postulador de la Causa. A continuación habrá un coloquio con D. José Carlos.

Podrán adquirirse ejemplares del libro.

Aquí se descarga el tarjetón de invitación en formato PDF para hacerlo llegar a personas que puedan estar interesadas en asistir.

D. José María Hernàndez Garnica fue uno de los tres primeros miembros del Opus Dei que recibieron la ordenación sacerdotal, y un fiel colaborador de San Josemaría Escrivá de Balaguer en la expansión de la Obra por toda Europa.

Reseña de este libro en la revista digital «El Club del lector». Lo que está pasando http://www.clubdellector.com/

Roturando los caminos

Ni el verbo «roturar» ni la palabra «perfil» son capaces de expresar el denso contenido de este libro, que presenta abundantísimos testimonios sobre la vida de un sacerdote fallecido hace 40 años, fiel colaborador de San Josemaría Escrivá. Los testigos de la vida del que ya se puede llamar Siervo de Dios, porque está avanzado su Proceso de beatificación, escribieron sus testimonios hace mucho tiempo. Este libro permite conocerlos y acercarnos a la figura de un personaje único. Todos somos únicos e irrepetibles, pero la biografía de D. José María no solo atrae por su originalidad e importancia histórica, sino que permite acercarnos a una figura y una época que han tenido influencia decisiva en lo que ahora es el Opus Dei.

Es apasionante comprobar cómo la gracia de Dios fue modelando a aquellos primeros que siguieron a San Josemaría. No es casualidad que se haya iniciado el proceso de beatificación de varios de aquellos colaboradores fieles del que vino a abrir nuevos caminos de santificación, con el trabajo profesional y en las tareas ordinarias del cristiano. Puede admirar o sorprender la inteligencia del personaje, pero mayor asombro produce contemplar cómo puso todas sus cualidades, intelectuales y humanas, al servicio de la misión que Dios le encomendó.

Uno de los méritos del autor de esta biografía es que evita las opiniones personales y el tono hagiográfico, para dejar hablar a los personajes y testigos. Consigue ambientarnos en una época en la que asombró que recibieran el presbiterado tres ingenieros. Logra situarnos en el drama interior de D. José María al acabar los duros años de la guerra civil, uno de los episodios estupendamente relatados en el libro, que empujaría la fidelidad y el celo apostólico de nuestro personaje durante toda su vida. El libro recoge párrafos muy valiosos de las cartas que cruzó con el Fundador del Opus Dei, y frases elogiosas de éste hacia ese «hijo fidelísimo en quien siempre he podido apoyarme. Lo he mandado de aquí para allá, y él siempre iba contento, para arrimar el hombro donde hiciera falta» (pág. 237).

Los que conocieron y trataron al Siervo de Dios, en las distintas épocas de su vida, dan testimonio de su crecimiento en la virtud, en un tiempo y ambiente distinto al actual, pero con similares obstáculos que nos empujan a parejos esfuerzos. Por eso no es un mero libro de recuerdos, sino que da pistas de actuación y empuja a la acción en los tiempos presentes.

El autor nos habla de los comienzos de la expansión del Opus Dei por varios países de Europa (Inglaterra, Irlanda, Francia, Austria, Alemania, Suiza, Bélgica y Holanda), y de la extensión de la labor apostólica de las mujeres de la Obra, que tuvieron en D. José María su impulsor y guía, fidelísimamente unido al Fundador.

El ejemplo de su vida y la fuerza motora que le impulsó son permanentemente actuales y ninguno lector del libro permanecerá indiferente ante esa muestra de la fuerza arrolladora de la Gracia de Dios.

Javier Rodríguez Martínez

11-12-2012