Presentación de ROTURANDO LOS CAMINOS

Cartell

Jueves, 30 de mayo. Un centenar de personas asisten a la presentación del Perfil biográfico de D. José María Hernández Garnica en la iglesia de Santa María de Montalegre.

IMG_3572

El rector de Montalegre, Mn. Francesc Perarnau, tras agradecer la presencia de D. José Carlos Martín de la Hoz, autor de la biografía y postulador de la causa de canonización del Siervo de Dios, ha explicado el sentido de este acto en Montalegre. Desde hace años, un numeroso grupo de devotos de D. José María está impulsando con ilusión su devoción; el 11 de noviembre de 2011 se tuvo la alegría de poder trasladar sus restos mortales a la capilla del Santísimo de Montalegre. Era lógico, por tanto, que la presentación de su biografía se tuviera en este lugar donde tanto se le quiere.

D. José María, un hombre de fe

 IMG_3581Seguidamente, D. José Carlos Martín de la Hoz ha centrado su exposición en la vida de fe de D. José María, en el contexto del actual año de la Fe. Y se ha centrado en dos aspectos característicos de la fe de D. José María: la fuerza dinámica que tenía y que se transformaba en una autentica vida de fe, y la vertiente apostólica de su fe, manifestada en un incansable afán por dar a conocer y amar a Jesucristo a todos los hombres.

DSC_0020Al acabar ha habido un animado turno de preguntas, sobre la marcha del proceso de canonización y cómo contribuir a su avance, los aspectos más destacados en los que puede ser modelo, qué tipo de favores le son más característicos, porqué se inicia un determinado proceso de canonización, etc.

DSC_0024D. José Carlos ha acabado recordando la proximidad del centenario de su nacimiento, el 17 de noviembre de 1913, y ha emplazado a los presentes para que este aniversario, ya cercano, sea una oportunidad para dar un fuerte impulso a la devoción a este Siervo de Dios.

DSC_0027Al acabar, muchas de las personas que han asistido el acto, han aprovechado la oportunidad para que el autor les dedicara un ejemplar de la biografía.

DSC_0034Se recogerá en un próximo post  el texto de la intervención de D. José Carlos y un amplio reportaje fotográfico.

IMG_3595

José María Hernández de Garnica: un viajero al servicio de las almas

Noticia publicada en opusdei.es

El próximo 30 de mayo a las 19:00 h se presentará la biografía del siervo de Dios José María Hernández Garnica, «Roturando los caminos», en la sala de actos de la iglesia de Santa María de Montalegre de Barcelona. Es el retrato de uno de los tres primeros sacerdotes del Opus Dei, un fiel colaborador de san Josemaría en la expansión del apostolado del Opus Dei.
24 de mayo de 2013

José María Hernández Garnica conoció el Opus Dei y a su fundador en el otoño de 1934. Cuando llegó a la residencia de la calle Ferraz de Madrid, san Josemaría lo saludó y le dijo: «¡Hombre Chiqui muy bien! Ten, coge este martillo y unos clavos y, ¡hala!, a clavar allá arriba«. Este gesto, tal y como explicó muchas veces el mismo protagonista, le marcó.

«Cuando tenía 20 años -explicaba-, fui por primera vez por la Residencia de estudiantes de la Obra, allí pude descubrir un mundo nuevo, que era sacar sentido a la vocación y a las virtudes cristianas, aprender a tratar con Dios hasta alcanzar el concepto de hijo de Dios. Y en todo ello un lento, pero constante, ascender en las virtudes cristianas. Es decir, que aprendimos el hablar con Dios, el conocer Ia amorosa Providencia divina, el sentido sobrenatural del trabajo que daba un sentido cristiano completo a nuestra vida. Y todo ello respirando un aire de amistad que nos enseñaba a ser humildes, desconfiando de nosotros mismos, pero que abría un panorama en descubrir la alegría de dar» (José María Hernández Garnica, Meditaciones, 8, V, 1972).

Opus Dei - Tarjetón de invitación a la presentación del libro.

Tarjetón de invitación a la presentación del libro.

El camino que inició en Ferraz le llevó más tarde por todo el mundo, siempre dispuesto a servir donde hiciera falta. Impulsó la labor apostólica entre hombres y mujeres del Opus Dei en Estados Unidos, Méjico, Guatemala, Colombia, Inglaterra, Alemania, Suiza y Barcelona. Fue un viajero al servicio de las almas. Y así se puede comprobar en la biografía que se presentará en la iglesia donde reposan sus restos, Santa María de Montalegre.

Fiel colaborador de san Josemaría

Opus Dei -

El Dr. Hernández Garnica nació en Madrid en 1913, y fue doctor ingeniero de minas y también en ciencias naturales. Hizo el doctorado en sagrada teología en la Universidad Lateranense de Roma con una tesis en teología moral que se titulaba «La moral en los sistemas de intervención económica», dirigida por el famoso teólogo Pietro Palazzina.

Pidió la admisión en el Opus Dei un año antes de estallar la guerra civil. Desde muy pronto fue un buen apoyo para su fundador. Fue uno de los tres primeros sacerdotes de la prelatura. Recibió la ordenación sacerdotal en 1944 y san Josemaría le encargó especialmente que impulsara la labor apostólica de las mujeres del Opus Dei en España, lo que compaginó con otros muchos trabajos sacerdotales en Barcelona y otras ciudades,, así como ejercer el ministerio sacerdotal por otros países adaptándose a ambientes y mentalidades muy diversas.

Murió en 1972 en Barcelona con fama de santidad, a causa de un cáncer en la base de la lengua. Se había trasladado a Barcelona meses antes para ser tratado de esta enfermedad que, finalmente, no logró vencer. Pocas semanas antes de fallecer pudo ver por última vez a san Josemaría, con ocasión de una catequesis de éste en Barcelona y otras ciudades. En la Escuela deportiva Brafa, en el barrio de Nou Barris, el fundador del Opus Dei habló de él, de su fortaleza de ánimo y de la aceptación de la voluntad de Dios.

Presentación de «Roturando los caminos»

Jueves 30 de mayo a las 19:00 h.

Sala de actos Santa María de Montalegre

C / Valdonzella, 13, 08001 – Barcelona

telf. 93 301 43 47

montalegre@montalegre.org

http://www.montalegre.org

Bibliografía

Roturando los caminos, José Carlos Martín de la Hoz, colección Testimonios, Ediciones Palabra, 2013

Obrint Horitzons. Semblanza de José María Hernández Garnica (en catalán). José Carlos Martín de la Hoz. Edita: Iglesia de Santa Maria de Montalegre, 2010.

Por los caminos de Europa, José Carlos Martín de la Hoz. Ediciones Palabra, 2004.

Presentación de ROTURANDO LOS CAMINOS

Roturando los caminosEl próximo jueves 30 de mayo a las 19h. tendrá lugar, en el salón de actos de la iglesia de Santa María de Montalegre, la presentación del perfil biográfico de D. José María Hernández Garnica ROTURANDO LOS CAMINOS, escrito por D. José Carlos Martín de la Hoz y publicado en la colección Testimonios, de Ediciones Palabra.

La presentación correrá a cargo del propio autor, biógrafo y postulador de la Causa. A continuación habrá un coloquio con D. José Carlos.

Podrán adquirirse ejemplares del libro.

Aquí se descarga el tarjetón de invitación en formato PDF para hacerlo llegar a personas que puedan estar interesadas en asistir.

D. José María Hernàndez Garnica fue uno de los tres primeros miembros del Opus Dei que recibieron la ordenación sacerdotal, y un fiel colaborador de San Josemaría Escrivá de Balaguer en la expansión de la Obra por toda Europa.

Reseña de este libro en la revista digital «El Club del lector». Lo que está pasando http://www.clubdellector.com/

Roturando los caminos

Ni el verbo «roturar» ni la palabra «perfil» son capaces de expresar el denso contenido de este libro, que presenta abundantísimos testimonios sobre la vida de un sacerdote fallecido hace 40 años, fiel colaborador de San Josemaría Escrivá. Los testigos de la vida del que ya se puede llamar Siervo de Dios, porque está avanzado su Proceso de beatificación, escribieron sus testimonios hace mucho tiempo. Este libro permite conocerlos y acercarnos a la figura de un personaje único. Todos somos únicos e irrepetibles, pero la biografía de D. José María no solo atrae por su originalidad e importancia histórica, sino que permite acercarnos a una figura y una época que han tenido influencia decisiva en lo que ahora es el Opus Dei.

Es apasionante comprobar cómo la gracia de Dios fue modelando a aquellos primeros que siguieron a San Josemaría. No es casualidad que se haya iniciado el proceso de beatificación de varios de aquellos colaboradores fieles del que vino a abrir nuevos caminos de santificación, con el trabajo profesional y en las tareas ordinarias del cristiano. Puede admirar o sorprender la inteligencia del personaje, pero mayor asombro produce contemplar cómo puso todas sus cualidades, intelectuales y humanas, al servicio de la misión que Dios le encomendó.

Uno de los méritos del autor de esta biografía es que evita las opiniones personales y el tono hagiográfico, para dejar hablar a los personajes y testigos. Consigue ambientarnos en una época en la que asombró que recibieran el presbiterado tres ingenieros. Logra situarnos en el drama interior de D. José María al acabar los duros años de la guerra civil, uno de los episodios estupendamente relatados en el libro, que empujaría la fidelidad y el celo apostólico de nuestro personaje durante toda su vida. El libro recoge párrafos muy valiosos de las cartas que cruzó con el Fundador del Opus Dei, y frases elogiosas de éste hacia ese «hijo fidelísimo en quien siempre he podido apoyarme. Lo he mandado de aquí para allá, y él siempre iba contento, para arrimar el hombro donde hiciera falta» (pág. 237).

Los que conocieron y trataron al Siervo de Dios, en las distintas épocas de su vida, dan testimonio de su crecimiento en la virtud, en un tiempo y ambiente distinto al actual, pero con similares obstáculos que nos empujan a parejos esfuerzos. Por eso no es un mero libro de recuerdos, sino que da pistas de actuación y empuja a la acción en los tiempos presentes.

El autor nos habla de los comienzos de la expansión del Opus Dei por varios países de Europa (Inglaterra, Irlanda, Francia, Austria, Alemania, Suiza, Bélgica y Holanda), y de la extensión de la labor apostólica de las mujeres de la Obra, que tuvieron en D. José María su impulsor y guía, fidelísimamente unido al Fundador.

El ejemplo de su vida y la fuerza motora que le impulsó son permanentemente actuales y ninguno lector del libro permanecerá indiferente ante esa muestra de la fuerza arrolladora de la Gracia de Dios.

Javier Rodríguez Martínez

11-12-2012