Breve semblanza con ocasión de su traslado a Montalegre

Se recoge a continuación una breve semblanza del Siervo de Dios José María Hernández Garnica, pocas semanas antes de su traslado a la iglesia de Santa María de Montalegre. Consta de un perfil biográfico y también de una explicación detallada de los pasos que se han ido dando en su proceso de canonización.

Descarga el tarjetón de invitación

José María Hernández Garnica nació en Madrid el 17 de noviembre de 1913. Fue bautizado a los cuatro días de su nacimiento. Murió en Barcelona con fama de santidad el 7 de diciembre de 1972, de un cáncer en la base de la lengua.

Doctor Ingeniero de Minas y Doctor en Ciencias Naturales por la Universidad Central de Madrid, ahora Universidad Complutense. Doctor en Sagrada Teología por la Universidad Lateranense de Roma.

La muerte repentina de su padre, en agosto de 1934, le llevó a replantearse el sentido de su existencia. Pocos meses después conoció San Josemaría, a través de unos amigos y compañeros de curso. A partir de entonces empezó a acudir a la Residencia de la calle Ferraz 50 en Madrid, para formarse con más intensidad. Allí descubrió la voluntad de Dios para él, y pidió la admisión en el Opus Dei el 28 de julio de 1935, pocas semanas después que su amigo y vecino, el Siervo de Dios Álvaro del Portillo.

Un año más tarde estalló la guerra civil española. Fueron tres años de duras circunstancias, que le hicieron madurar profundamente. Estuvo varias veces a punto de morir, lo que dejó en su alma el deseo de buscar sólo los bienes que perduran. Al acabar la guerra, debido a la dureza de los acontecimientos vividos y de un empeoramiento de su salud, tuvo una crisis espiritual, que resolvió en junio de 1939. Desde entonces su fidelidad hasta la muerte fue inconmovible, y su vida cristiana un “in crescendo” de virtudes y gracias de Dios.

El Siervo de Dios puso en juego todos sus talentos humanos, y vivió olvidado de sí mismo. Realizó sus estudios universitarios con brillantez y le dieron un bagaje de seriedad profesional y de capacidad de observación que desarrollaron los dones naturales que había recibido de Dios. Trabajó con prestigio profesional en la empresa pública de Electricidad de Madrid. Pero sobre todo se entregó generosamente a los demás, en la vida cotidiana, mostrando el camino de la santidad en medio del mundo.

La responsabilidad de ser una de las primeras vocaciones del Opus Dei le espoleó siempre, en conciencia, a vivir con fidelidad los compromisos que había adquirido, y a ser ejemplo de vida para los demás. Por otro lado estuvo siempre agradecido a Dios, por haber aprendido directamente el espíritu de la Obra de labios de su Fundador.

El 25 de junio de 1944 recibió la ordenación sacerdotal de manos del Arzobispo de Madrid, Mons. Leopoldo Eijo y Garay. Después, San Josemaría le encargó especialmente que impulsara la labor apostólica de las mujeres del Opus Dei en España, y lo compaginó con otras muchas tareas sacerdotales en Barcelona y todo el Estado.

Más tarde, ejerció el ministerio sacerdotal en Gran Bretaña, Irlanda, Francia, Austria, Alemania, Suiza, Bélgica y Holanda. Aprendió varios idiomas, se adaptó a diferentes ambientes y se enfrentó a incomodidades de todo tipo en países donde la labor apostólica del Opus Dei apenas comenzaba. Estas vivencias le hacen ser un buen ejemplo para la reevangelización de la vieja Europa, a la que instaba constantemente Juan Pablo II y ahora Benedicto XVI.

Sufrió con gran paciencia y espíritu de sacrificio diversas enfermedades, y de manera especial el largo proceso de la última, que duró más de un año. Por este motivo se trasladó a Barcelona en 1972, a fin de recibir un tratamiento médico nuevo. Pocas semanas antes de fallecer lo vio el Fundador del Opus Dei, durante una larga estancia por España, en la que tuvo ocasión de realizar una amplia catequesis en Barcelona y otros lugares de Cataluña. En una reunión ante algunos miles de personas en la Escuela Brafa, en Nou Barris, habló también de él, de su fortaleza de ánimo y de la aceptación de la voluntad de Dios.

Desde su fallecimiento en Barcelona, el 7 de diciembre de 1972, su fama de santidad se ha consolidado y extendido por todo el mundo. Son muchas las personas que invocan su intercesión para obtener gracias de Dios. El proceso de investigación sobre su vida, virtudes y fama de santidad tuvo lugar en Madrid, entre el 28 de febrero de 2005 y el 17 de marzo de 2009.

El 17 de de febrero de 2005 el Emmo. y Rvdmo. Sr. Cardenal Arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, firmó el Decreto por el que instaba la introducción de la causa de canonización del Siervo de Dios José María Hernández Garnica, y nombró al tribunal correspondiente para su instrucción.

La sesión de apertura tuvo lugar en Madrid, el 28 de febrero de 2005, bajo la presidencia de Mons. César Augusto Franco Martínez, Obispo Auxiliar de Madrid, por delegación del Sr. Cardenal Arzobispo de la Archidiócesis. El Tribunal nombrado al efecto tomó declaración en Madrid, desde el 11 de abril de 2005 hasta el 7 de octubre de 2007.

Para más información, el Sr. Cardenal Arzobispo de Madrid pidió el 21 de noviembre de 2006 al Prelado del Opus Dei, Mons. Javier Echevarría, que nombrara un tribunal Rogatorial en la Curia prelaticia de Roma, para pedir la declaración de los testigos que vivían allí o se desplazarían a Roma. El Prelado del Opus Dei nombró, mediante Decreto del 2 de febrero de 2007, el correspondiente tribunal. Del 4 de mayo de 2007 al 16 de diciembre de 2008, el tribunal Rogatorial recibió la testificación de 18 testigos a lo largo de 36 sesiones, y remitió las Actas el 27 de diciembre de 2008, que se incorporaron a las Actas del Tribunal de Madrid.

La sesión de clausura tuvo lugar el 17 de marzo de 2009, en la Cripta de la Basílica Pontificia de San Miguel, de Madrid, bajo la presidencia de Mons. César Augusto Franco Martínez, Obispo Auxiliar de Madrid, por delegación del Sr. Cardenal Arzobispo de la Archidiócesis.

El 18 de marzo de 2010, la Congregación para las Causas de los Santos emanó el Decreto de Validez de la Investigación diocesana, sobre la vida y virtudes del Siervo de Dios.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s