JOSÉ MARÍA HERNÁNDEZ GARNICA: PARA PREPARAR EL TRASLADO DE SUS RESTOS MORTALES A MONTALEGRE

Cartel que presidió el acto

Teresa Temes, sobrina del Siervo de Dios, en el Patio Manning

Este lunes 21 de junio se ha celebrado en el Auditorio del Patio Manning una sesión organizada por la iglesia de Santa María de Montalegre, motivada por el anuncio del traslado en su momento de los restos del Siervo de Dios, José María Hernández Garnica desde el cementerio de Montjuïc a una capilla de la iglesia de Montalegre. El Siervo de Dios, uno de los tres primeros sacerdotes del Opus Dei, fue ordenado en 1944.

El traslado ha sido autorizado por la Congregación para las Causas de los Santos, de acuerdo con el Cardenal Arzobispo de Barcelona, Dr. Lluís Martínez Sistach.
El arquitecto que ha preparado el proyecto, Antonio Maltas, ha explicado las características de la capilla del Santísimo, donde estará.

Mesa de presidencia

Todo se ha concebido a tono con la sencillez y sobriedad del conjunto. La atención confluye en el lugar de la reserva eucarística, donde ya hay dos ángeles en adoración mirando el sagrario, de Joan Mayné, y donde se encontrará en un punto adecuado una talla barroca de la Dolorosa, existente desde hace años en la iglesia.

El arquitecto durante la presentación del proyecto

Un ámbito muy adecuado para dar gracias a Dios por los favores que llegan por la intercesión de este Siervo de Dios, correspondiendo al afecto que, como en tantos otros lugares donde trabajó, se le manifiesta en Barcelona, ciudad de su traspaso el 7 de diciembre de 1972, y donde, a raíz de su ordenación sacerdotal había realizado una amplia labor pastoral a través de la predicación de retiros y de orientación espiritual.

Intervención de Teresa Temes

El centro del acto ha sido un coloquio que ha acompañado la entrevista de una periodista, Mercè Miralles, a una sobrina de D. José María, Teresa Temas Hernández. Esta ha explicado recuerdos entrañables vividos en su familia, ya de la época de sus estudios para obtener el doctorado en Ciencias naturales y el título de ingeniero de Minas, y luego los de filosofía y teología necesarios para recibir las sagradas órdenes, y en medio de todo esto, del tiempo de la guerra. Ha resaltado la buena sintonía que había en toda la familia, secundando su vocación, y cómo, ante las necesidades imperiosas para empezar la primera labor promovida por mujeres del Opus Dei en París supieron contribuir con gran generosidad.

Una vista del Auditorio

Recordaba cómo D. José María, apenas ordenado sacerdote, pudo darle la primera comunión. Y también la preocupación del tío por la formación humana y espiritual de todos los parientes. De hecho -reconocía- tuvo mucho que ver con la motivación que la llevó, cuando ya era licenciada en Filosofía y Letras, a ir a Kenia, en el tiempo del presidente Jomo Kenyatta, obtenida hacía poco la independencia.
Allí trabajó con las otras personas del Opus Dei en la promoción de actividades educativas, como la de Kianda College, que está en el origen de los afanes para la plena integración de la mujer africana y de las primeras experiencias de convivencia interracial. D. José María Hernández Garnica, en quien San Josemaría Escrivá de Balaguer había depositado tanta confianza en las tareas de gobierno, seguía estas labores muy de cerca. Lógicamente eran a menudo tema de cartas con su sobrina, que recordaba el dicho del fundador del Opus Dei: que no hay más raza que la de los hijos de Dios, y todo lo que él esperaba de África.
Teresa Temas hizo mención también de la correspondencia mantenida con su tío los últimos meses de su vida, ya gravemente enfermo, que reflejaba su sentido sobrenatural, sencillo y práctico, abandonado plenamente en manos de Dios. Teresa Temas ha finalizado la intervención leyendo la entrañable carta de san Josemaría que recibió en Kenia, poco después de su fallecimiento, uniéndose a su dolor y elogiando la fidelidad y servicio a la Iglesia, tan señaladas en él.

El rector de Montalegre durante su intervención

La sesión ha estado presidida por Pilar Álvarez, antigua profesora del Colegio Canigó, y ha contado también con la intervención inicial de Mn. Francesc Perarnau, rector de Montalegre, quien ha expuesto, brevemente, el momento en que se encuentra el proceso de canonización del Siervo de Dios, ahora en estudio en Roma, en la Congregación para las Causas de los Santos.

Teresa Temes respondiendo a uno de los comentarios

La experiencia de quienes han asistido a esta sesión, ha ayudado a fortalecer la convicción de que la caridad de D. José María Hernández Garnica se seguirá manifestando a través de muchos favores que obtendrá de Dios.
Al acto han asistido más de un centenar de personas.

Se recoge a continuación un reportaje fotográfico más detallado:

Saludando personas antes del coloquio

Entrando en el Auditorio

El público aplaudiendo al final del acto

A la salida del Auditorio

Cambiando impresiones después del Coloquio

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s